Yemen: un dolor de cabeza para Arabia Saudí

Acontecimientos alrededor del mundo
Avatar de Usuario
Fermat
Mensajes: 3879
Registrado: 11 Ago 2015 5:31 am

Yemen: un dolor de cabeza para Arabia Saudí

Mensajepor Fermat » 10 Nov 2017 5:09 am

La intervención en Yemen está causando cada vez más problemas a Arabia Saudí: política y humanitariamente, pero también en lo que se refiere a la reputación del reino. Ahora Rusia ofrece su ayuda.
Kersten Knipp, Fecha 09.11.2017

Imagen
Jemen Panzer (Getty Images/AFP/S. Al-Obeidi)

Desde hace algún tiempo, el presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, es un hombre sin poder. Los informes de la agencia de noticias AP sugieren ahora que Hadi también es un hombre sin libertad de movimiento. El presidente que, desde hace meses, se encuentra junto con su familia en Arabia Saudí desea regresar a su país. Sin embargo, eso es lo que le niega precisamente el gobierno saudí. El mismo gobierno que lo respalda como presidente legítimo de su país. Y el mismo gobierno que, por lo tanto, ha mantenido una intervención militar en su país vecino durante dos años y medio.

La decisión de mantener a Hadi en Riad hace sospechar que Arabia Saudí quiere poner fin a su despliegue en Yemen, un esfuerzo que le ha costado al reino mucha reputación y cuya legitimidad ya no se puede sostener a la luz de más de 10.000 muertos civiles.

Deseo de retiro
Dadas la desastrosas consecuencias políticas y humanitarias de la misión, el príncipe heredero Mohamed bin Salman ya insinuó en agosto, durante su visita a EE.UU., que su país preferiría retirarse de Yemen. La decisión de no dejar salir al presidente Hadi de Arabia Saudí podría servir a tal propósito. Sería una señal indirecta dirigida a los rebeldes hutíes, liderados por el expresidente Ali Abdullah Saleh.

Esta teoría gana aún más plausibilidad sabiendo que Rusia envió un avión a Yemen a principios de octubre para llevar a Saleh, de 75 años, al extranjero a recibir atención médica. Y eso que, actualmente, aviones extranjeros solo pueden atravesar el espacio aéreo yemení con el permiso de Arabia Saudí. Eso también se puede interpretar como señal de acercamiento a los hutíes chiitas en Yemen.

Seguir leyendo:
http://p.dw.com/p/2nNkX
  0

Avatar de Usuario
Fermat
Mensajes: 3879
Registrado: 11 Ago 2015 5:31 am

Re: Yemen: un dolor de cabeza para Arabia Saudí

Mensajepor Fermat » 11 Nov 2017 7:08 am

Artículo relacionado:

Sunnitas contra chiitas: Líbano, un caso más
Esther Shabot, 10 de Noviembre de 2017, 15:55

La rivalidad entre el mundo musulmán sunnita y el chiita tiene hoy su máxima expresión en la confrontación entre Arabia Saudita e Irán, cada uno de ellos el polo de poder más importante en su respectivo entorno político-religioso. Y a pesar de que no han faltado choques frontales entre ambos que derivaron en la ruptura de sus relaciones diplomáticas en enero de 2016, ha sido en escenarios ajenos a su soberanía donde han estado midiendo sus fuerzas, tratando de ganar terreno y de imponer su hegemonía. La guerra civil en Yemen es uno de esos escenarios donde Riad y Teherán apoyan con su fuerza militar por aire y tierra a sunnitas y chiitas yemeníes respectivamente, con el resultado de que ha pasado un largo tiempo y los baños de sangre continúan, acompañados de epidemias y crisis humanitarias que siguen diezmando a la población civil de ese país, uno de los más pobres del mundo árabe y musulmán. Algo parecido puede decirse de Siria, cada vez más en manos del régimen de Al-Assad gracias al apoyo de Rusia, pero también de Irán y las milicias chiitas el Hezbolá libanés, hoy dueñas de la situación a despecho de las fuerzas sunnitas regionales.

Y ayer justamente se mostró de forma clara el efecto de esta misma confrontación dirigida desde las alturas por Arabia Saudita e Irán. Se trata del caso de Líbano, cuyo primer ministro, Saad Hariri, un musulmán sunnita que apenas asumió su cargo hace un año, renunció a él acusando a Irán de conspirar contra su vida y de maniobrar para adueñarse de los destinos del país a través del Hezbolá, milicia chiita libanesa con representación en el Parlamento y poseedora además de un arsenal armamentista mayor que el del propio ejército nacional libanés. Haririseñaló al presentar su renuncia que “Irán actúa para adueñarse del destino de varias naciones de la región por medio del brazo armado del Hezbolá… en años recientes Hezbolá ha usado su fuerza para imponerse no sólo en Líbano, sino en otras naciones árabes… sembrando discordia y fungiendo como un Estado dentro de otro Estado… hasta el grado de apoderarse de la decisión final de cómo deben instrumentarse los asuntos libaneses”.

Mucho de verdad hay en las palabras de Hariri. A partir del fin de la sangrienta guerra civil libanesa que se extendió desde 1975 hasta 1990, Hezbolá fue el único bando que conservó su arsenal, el cual ha estado creciendo significativamente desde entonces. Tal agrupación ha sido acusada reiteradamente de haber sido la responsable del asesinato en 2005 de Rafik Hariri, padre de Saad, una de las figuras más reconocidas entonces en el panorama político libanés, quien estaba estrechamente ligado a Arabia Saudita.

El empoderamiento que tanto Irán como Hezbolá han tenido en los últimos tiempos, a raíz de su éxito al asentarse en la vecina siria como fuerza clave que ha conseguido sostener a Al-Assad, le ha abierto el apetito a Teherán y a su aliado libanés para reemprender su objetivo de imponer sus intereses en Líbano a costa de los del bando sunnita respaldado por la monarquía saudita. En esas condiciones, el País de los Cedros, integrado por un mosaico étnico-religioso diverso que comprende a cristianos de diversas denominaciones, sunnitas, chiitas, drusos y otras minorías más, se enfrenta al desafío de conservar el precario equilibrio que consiguió tras el fin de su guerra civil. Hoy, los chiitas, representados política y militarmente por Hezbolá y asociados estrechamente con Irán, pretenden imponer su dominio absoluto en el país, y la renuncia de Hariri es, en ese sentido, una de las señales del empuje de dicho proyecto. Todo lo cual de ningún modo presagia buenos tiempos para el pueblo libanés.

*Esta columna fue publicada originalmente en Excélsior.com.mx.

https://www.americaeconomia.com/analisis-opinion/sunnitas-contra-chiitas-libano-un-caso-mas
  0


Volver a “Internacionales”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 4 invitados