(Perú) Rigidez laboral: receta para una efímera recuperación

Acontecimientos alrededor del mundo
Avatar de Usuario
Fermat
Mensajes: 4033
Registrado: 11 Ago 2015 5:31 am

(Perú) Rigidez laboral: receta para una efímera recuperación

Mensajepor Fermat » 16 Nov 2017 7:29 am

Roberto Abusada, El Comercio, 14 de noviembre de 2017

La desaceleración en el crecimiento que empezó a finales del 2013 ha creado una situación penosa para el empleo y con ello la caída en la demanda interna. Esto ha generado un círculo vicioso que ha empeorado aun más la situación del empleo y el consumo de las familias.

La demanda interna, otrora el motor de la economía, se frenó abruptamente y mostró cero crecimiento en la primera mitad de este año. El consumo familiar, que es el componente más grande de la demanda interna (63%), se ha desplomado. Durante una década creció a 6,3%, pero desde el 2014 solo crece al 2,2%.

Junto con ese consumo, todos los demás componentes de la demanda interna; el consumo del Estado, la inversión pública y la inversión privada mostraron números negativos, restándole al crecimiento de la economía más de 3 puntos porcentuales cada año desde el 2014. Mientras que en el mundo laboral se ha deprimido el empleo formal.

Las cosas empezaron a cambiar en la segunda mitad de este año. La economía se recupera y la confianza empresarial, junto con la de los consumidores, muestra cifras mejores. La demanda interna pasará de un total estancamiento a crecer 3,7% en el tercer trimestre y a un prometedor 5% en el cuarto trimestre gracias a la recuperación de la inversión. Tras esta recuperación está el impulso de la minería y el resurgimiento del sector de la construcción, aunque ahora tal resurgimiento resulte efímero debido al duro golpe que desde el Congreso han recibido en los últimos días las más importantes empresas constructoras.

Los ojos de todos los economistas se centran ahora en lo que sucederá con el empleo, y la pregunta aquí es si la incipiente recuperación se traducirá en el aumento del empleo y en qué plazo. Para resolver estas preguntas se necesita conocer si existe algún grado de capacidad productiva en exceso. Es decir, si las empresas pueden satisfacer esa demanda creciente sin emplear más personas, y luego saber si las reglas laborales serán modificadas. Como todos sabemos, el Perú es uno de los cinco países que presentan mayores dificultades para emplear y despedir trabajadores en el mundo.

Respecto de las dificultades para la expansión del empleo formal, mucho se ha hablado de los ‘sobrecostos’ laborales. Pero sin desmerecer tal argumento, creo que la importancia de esos sobrecostos palidece frente a la enorme traba que representa la interpretación que hace el Tribunal Constitucional del artículo 27 de la Constitución. En sus fallos, el tribunal decide que la “protección adecuada contra el despido arbitrario” no es la indemnización que ordena la ley, sino que esa protección consiste en la reposición del trabajador a su puesto de trabajo.

Las consecuencias de esa interpretación, además de violar muchos preceptos incluidos en el régimen económico de la Constitución y decretar de facto la estabilidad laboral absoluta, han hecho que por más de una década emplear a un trabajador por tiempo indefinido con todos sus beneficios se haya convertido en la excepción. Hoy la mayoría del empleo se da bajo distintas modalidades a plazo fijo. Ello tiene implicancias gravísimas. Primero, se comprueba que los trabajadores a plazo fijo perciben una remuneración significativamente menor que la de aquellos empleados a tiempo indefinido. Segundo, incrementos del empleo ante un aumento de la demanda son menores cuando se dificulta la posibilidad del despido (debidamente compensado) ante fluctuaciones en la demanda. Tercero, la capacitación del trabajador dentro del centro de trabajo se reduce significativamente. Cuarto, las decisiones del trabajador de adquirir una vivienda u otros bienes de consumo duradero se reducen cuando el empleo es por tiempo fijo.

La solución a esta traba fundamental que frena la creación de empleo formal y socava el crecimiento económico es simple desde el punto de vista conceptual. Esto requiere de un esencial acuerdo político que, a mi juicio, es perfectamente factible, ya que conviene a la mayoría opositora en sus aspiraciones de ser gobierno en las siguientes elecciones presidenciales.

El Ejecutivo debe pedir facultades legislativas para efectuar cambios urgentes en el ámbito laboral. Cambios que podrían incluir algunas de las medidas que ha elaborado el Ministerio de Trabajo. Pero lo que realmente se necesita lograr con las facultades legislativas es aclarar de manera inequívoca el espíritu del artículo 27 de la Constitución, haciendo que la política laboral sea compatible con el funcionamiento de una economía moderna de mercado que promueva el empleo formal y el acceso de los trabajadores a más y mejores empleos.

http://www.lampadia.com/opiniones/roberto-abusada/rigidez-laboral-receta-para-una-efimera-recuperacion/
  0

Avatar de Usuario
Fermat
Mensajes: 4033
Registrado: 11 Ago 2015 5:31 am

Re: (Perú) Rigidez laboral: receta para una efímera recuperación

Mensajepor Fermat » 21 Nov 2017 8:34 am

Otro artículo que muestra como estúpidamente se van socavando las libertades, por un supuesto beneficio del trabajador:

La tercerización laboral ha sido bloqueada
Juan Carlos Calderón, Lima-Perú, 15/11/2017
Gestión 14 de noviembre de 2017

Hace solo unos días, la Segunda Sala de Derecho Constitucional y Social Transitoria de la Corte Suprema, ha bloqueado la tercerización laboral, al considerar (mediante Casación Laboral N° 5659-2016-Lima) que las empresas tercerizadoras deban contemplar expresamente en su objeto social que pueden desarrollar ese tipo de actividades, pero además y lo más grave es que la Corte Suprema establece como criterio que las actividades principales esenciales no pueden ser objeto de tercerización y si esto se realizó el contrato de tercerización está desnaturalizado y los trabajadores deben ser considerados como parte de la empresa usuaria.

Sin perjuicio de las particularidades del caso donde recayó el pronunciamiento de la Corte Suprema, lo preocupante es que un sistema de contratación válido como la tercerización, creado y regulado por la ley y aplicado en todas las actividades empresariales como en la minería, industria, servicios, obras de infraestructura pú- blica en las que incluso se pactaba contractualmente la opción de la tercerización, a partir de hoy se genere la incertidumbre jurídica sobre su validez y la contingencia que signifi ca tener que asumir a todos los trabajadores de la empresa que les brindaba el servicio con el consiguiente impacto económico que esto pueda signifi car.

Como es ampliamente conocido, a través de la tercerización, cualquiera que sea la modalidad que se implemente (contrato de gerencia, de obra, etc.) una “empresa usuaria” separa de su estructura determinadas fases o etapas principales de su ciclo productivo o de negocio, para que sean desarrolladas por una “empresa tercerizadora” con sus propios recursos y autonomía frente a la empresa usuaria, es decir, no será controlada ni se limitará a suplir trabajadores a la empresa usuaria. En el Perú, la tercerización se encuentra regulada por ley. Mientras que en la Ley N° 29245 se defi ne a la tercerización como la contratación de empresas que desarrollen actividades especializadas uobra, en su Reglamento se define a la tercerización como la contratación de una empresa para que desarrolle una o más partes de la actividad principal de la empresa usuaria.

Sin perjuicio a ello, la ley va más allá y también se califica como tercerización al Contrato de Gerencia, a través del cual una empresa asume la gestión integral de otra empresa y, por lo tanto, tiene el control absoluto sobre todas sus actividades que forman parte de su objeto social. Como vemos, el legislador hizo su trabajo y reguló la tercerización laboral como un mecanismo válido para que las empresas puedan reorganizar sus ciclos de negocios y/o producción, claro está sin que ello pueda utilizarse de forma fraudulenta para afectar los derechos laborales.

De lo que no había ninguna duda es que la tercerización se utiliza para desarrollar el íntegro o parte de las actividades principales de la empresa usuaria. Tras este fallo, todo parece indicar que ha prevalecido el criterio personal y no la aplicación de la ley para resolver una controversia jurídica en la que lo trascendente es que se establece que no es válida la tercerización para actividades principales de la usuaria; criterio que válidamente podría ser aplicado para casos similares, y que seguramente por la predictibilidad de los fallos judiciales, deberá resolverse de la misma forma.

Esta situación genera inseguridad y motiva a los particulares a revisar sus contratos de tercerización para evaluar los riesgos y el impacto que esto pueda tener en sus actividades, ya que como vemos la tercerización laboral ¡quedó bloqueada!

http://www.lampadia.com/opiniones/juan-carlos-caldern/la-tercerizacion-laboral-ha-sido-bloqueada/
  0


Volver a “Internacionales”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado