@Trapiello con Carne fresca para celebrar en NY el año nuevo, y su pelea con @jesusmedinae

Todo lo relacionado al mundo del entretenimiento
Avatar de Usuario
castromayo
Mensajes: 2404
Registrado: 23 Sep 2016 9:52 am
Ubicación: Kuala Lumpur
Intereses: A estas alturas de la vida, ya ni sé que coño es lo que quiero.
Status: Todo está caro o es que soy pobre?

Re: @Trapiello con Carne fresca para celebrar en NY el año nuevo, y su pelea con @jesusmedinae

Mensajepor castromayo » 03 Ene 2018 10:36 pm

jofran escribió:
castromayo escribió:Si algo caracteriza a Trapiello es ser un tipo astuto. Antes que llegase Chàvez- Maduro al poder, no hay que negar que era un representante artìstico exitoso, quien orientò las carreras de los principales actores-actrices e incluso cantantes de las dècadas de los 70, 80 y 90.
Al arrivar Maduro a la presidencia se plegò a la gestiòn de El Aissami cuando èste era gobernador del Estado Aragua y construyò un emporio televisivo haciendo alienzas con Meridiano TV y Tele Aragua. Cuando El Aissami asume la Vice -presidencia, Trapiello adquiere mayor poder de acciòn y se ha transformado en una especie de magnate de las telecomunicaciones. En fin, soberbio, arrogante, guapo y apoyao.


Verziale no me cuadran estas fechas con el aspecto de ese señor. Cuantos años puede tener y verse asi de joven?..Por cierto yo nunca antes escuché hablar de él.

:? :? :? :?


Trapiello fue manager de actrices como Doris Wells, Marina Baura, Josè Bardina asì como cantantes como Oscar D' Leòn, Rudy Màrquez y Delia entre muchos otros.
Se conserva bien, sin duda pero mìnimo, debe tener 65 años . Algunos retoques faciales no son descartables.
  0

Avatar de Usuario
drfunky
Mensajes: 6804
Registrado: 16 Ago 2015 7:57 am
Ubicación: En tu pescuezo
Intereses: Anís Cartujo.
Status: Mas feliz que rabo e perro

Re: @Trapiello con Carne fresca para celebrar en NY el año nuevo, y su pelea con @jesusmedinae

Mensajepor drfunky » 03 Ene 2018 11:54 pm

Por cierto yo nunca antes escuché hablar de él.


Ponte cómodo.

Tomado de Climax.


Las trampas y echonerías de Esteban Trapiello.


TEXTO: ORLANDO SUÁREZ | FOTOGRAFÍA DE PORTADA Y RETRATOS: CARLOS HERNÁNDEZ
CLÍMAX @revistaclimax

Mánager y empresario, se desempeña como presidente de Telearagua y La Tele Tuya. Sin miramientos ni decoro, utiliza Twitter para decir lo que piensa. Esteban Trapiello, ayer y hoy, pone a la gente en su lugar. Amigo de Tareck El Aissami y del chavismo despótico, se envanece de sus éxitos y fortuna. Asevera que no hay nadie que sepa más de televisión que él.

Tres consejos recibió Estebanín de su madre: el primero, ganar el dinero para tener un techo propio, porque sin luz podría iluminarse con velas y sin comida siempre conseguiría algo para llevarse a la boca; el segundo, lograr la estabilidad económica para mandar a la gente “pa’ la mierda”; y el tercero, viajar siempre en primera clase y en pasillo para estar rodeado del personal de confianza de los poderosos, ya que estos últimos se desplazan en aeronaves privadas.

Asimiladas las recomendaciones, a los 16 años compró su primer apartamento en Parque Central, con el papeleo firmado por su representante, porque era menor de edad. A los 61 años se ha convertido en “Trapi, el del Twitter” por expresiones como “espermatozoide piche” o “aminoro tu ignorancia” —que aplauden muchos de sus casi 78 mil seguidores. Por último, pero no menos importante, totaliza 11 negocios fundamentales palabreados en las confortables butacas de los aviones. Pero la historia de bonanza o gloria de Jesús Esteban Trapiello Fernández y González González, según consta en el Libro de Familia español, comenzó mucho antes.



Gente alzada

Como tantos otros, Jesús Trapiello Fernández y María de los Ángeles González González llegaron a Venezuela huyendo de los efectos que la Guerra Civil española produjo en Asturias, “tierra jamás conquistada”, como gusta decir al protagonista de estas líneas. Se conocieron en la pastelería La Vienesa, cerca de la Catedral de Caracas, donde se reunían los hispanos para compartir experiencias, añoranzas y sueños.

En 1953, ambos trabajaban en la casa de la familia Boulton. Él como jardinero, chofer y mesonero. Y ella como señora de las labores del hogar. Unidos en matrimonio, se prepararon para recibir a su primogénito: Jesús Esteban, quien nació el 16 de noviembre de 1955, en la maternidad Concepción Palacios. Año y medio más tarde, cuando estaba próximo el segundo parto, la madre y el pequeño viajaron a Asturias para que naciera María Jesús, el primero de mayo de 1957, atendida por una matrona.

El hecho, no obstante, tendría consecuencias. Llegado el momento de regresar, los abuelos paternos secuestraron al niño y los maternos a la niña, por lo cual María de los Ángeles volvió sola a Venezuela para reencontrarse con Jesús. El varón fue criado por sus tíos Sabino y Dory. Ambos pequeños vieron cómo desde el otro lado del charco llegaban mensualmente sobres con rayitas rojas y azules que, al abrirlos, atesoraban billetes de 100 dólares, aunque sin tener claro quiénes eran los remitentes.



Entre 1966 y 1967, la memoria omite la exactitud, Jesús Esteban fue llevado al aeropuerto de Barajas. Le contaron la verdad y le dieron una fotografía de su padre para que lo reconociera, antes de dejarlo al cuidado de la aeromoza de Líneas Aéreas de Venezuela.

La llegada fue un impacto. Su nuevo hogar sería la pensión Aller. Una residencia de hospedajes en alquiler que logró abrir su progenitor. Allí los inquilinos eran refugiados republicanos, guerrilleros venezolanos, asaltabancos, en fin, “pura gente alzada”. De lunes a viernes estudiaba en el colegio Nuestra Señora de la Candelaria, mientras los fines de semana el pequeño acompañaba a su padre a la discoteca Los Cedros y al Bowling del Este que habían quedado a su nombre por una relación amistosa. El segundo negocio era una especie de centro social al que acudían Lila Morillo, Vittorio Catanese, Nitu Pérez Osuna y las figuras de la época que despertaron la atracción del niño por la actividad pública. Por aquel entonces, aficionado a los carritos Maxbox, la madre le decía: “¿Tú quieres un carrito, Estebanín? Yo quiero que te leas un librito”. Así completó su formación, lejos de la escolaridad, porque no concluyó el bachillerato.



En sus manos

A los 17 años, Esteban, quien decidió omitir su primer nombre para evitar confusiones con el padre, ya estaba mezclado con la gente de teatro y asistía a espectáculos en vivo. Cargaba las maletas de Henrique Lazo y del showman Santi. Además, “discutía con los portugueses de los locales, porque ser hijo de Trapiello me abría muchas puertas”, comenta.

Fue entonces cuando conoció “a un negrito de ojos verdes y pecas que cantaba muy bien, llamado Hernán Jesús González”. Así debutó como mánager, representando a Pecos Kanvas, nombre artístico de Hernán. La grabación y el éxito del tema “Tu cariño se me va” estampó en el pasaporte una visita a Puerto Rico para una presentación en Telemundo, donde no dudó en entregar el material discográfico a quien pudiera. A los días, un telex firmado por Pepe Domingo Castaño informaba que estaban interesados en llevar al artista a España, donde conoció al venezolano Eduardo Stern.

El periodista de farándula William Guzmán dice: “Recordar con exactitud cómo conocí a Esteban Trapiello, me resulta una tarea algo complicada, porque son 40 años o más de amistad los que tengo con él. Lo que sí puedo decir es que recuerdo sus correderas, siendo chamo, por los pasillos del Bloque DeArmas, cuando la sede principal quedaba ubicada en La Candelaria. Eso fue a finales de los años 70, cuando era el mánager del fallecido cantante Pecos Kanvas, con quien, me consta, se comió las verdes hasta que lo llevó a la fama”.

Metido de lleno en el medio artístico, también llevaba las riendas de la carrera del actor Víctor Cámara y afinaba los detalles de un proyecto musical con el cantante y compositor Rudy La Scala. Todo estaba listo, pero faltaba la imagen. Entonces, hubo una nueva intervención materna. Viendo Cuéntame ese chiste, María de los Ángeles llamó la atención de su hijo sobre una muchachita que aparecía en el programa. Le puso el ojo, la esperó en la salida posterior de Radio Caracas Televisión (Rctv), donde quedaba el restaurante Rico. La abordó y le hizo la propuesta. Se trata de María Conchita Alonso, quien pronto se convertiría en Ámbar. El lanzamiento comenzó con una campaña de intriga que despertó el interés por una propuesta musical que abarcaba disco y balada, con letras en inglés y en español. Tanto las radioemisoras como el público le dieron el beneplácito a la joven de voz ronca que realizaba movimientos sinuosos frente al micrófono.



Video: https://www.youtube.com/watch?v=hSzfGQ150WE



Grabaron un álbum en 1979. Para la portada, Trapiello cuadró una sesión fotográfica en la que aparecía el novio de la chica, el modelo Fernando Kubala, sentado frente al piano. Otra jugada estratégica como la que aplicó con Pecos Kanvas para darle centimetraje, liándolo sentimentalmente con la actriz Hilda Carrero, sin calcular que terminarían enrollados de verdad. Tras la ruptura profesional con María —sin el Conchita, como él la llama— Esteban y ella hicieron un pacto en el que ninguno hablaría del otro; lo han cumplido hasta el sol de hoy.

Para entonces, Trapiello había dejado de escribir la columna “Circuito cerrado” que durante tres años publicó en Venezuela Farándula. La decisión fue el resultado de un desencuentro con la directora, Silvia Bernardini, quien alteró su texto dedicado a la desaparición física de Renny Ottolina. No obstante, el vínculo ya estaba consolidado con los directivos del Bloque DeArmas, debido a que compartió su faceta como mánager con la de productor de las fotonovelas publicabas por el grupo editorial. Cuando surgió el proyecto de la revista Ronda, los artistas que representaba estaban en fila para ocupar la portada. Fueron 17 en seguidilla y marcó un hito al lograr que la imagen de un hombre fuera desplegada en un espacio destinado históricamente a las mujeres. Lo hizo con Jean Carlo Simancas, a pesar de la resistencia de la directora Gloria Fuentes.



Sacar las garras

Sin querer queriendo o queriendo sin querer, el éxito como mánager y el temperamento como escorpiano colocaron a Esteban Trapiello en el ojo del huracán. Las columnas de chismes de distintos medios lo rebautizaron. Señala a la periodista Marlene Castillo como responsable del “Tracapiello”, a Atamaica Nazoa del mote “Trampiello” y a Iván Martínez Urbina del remoquete “Traca Traca”, a través de sus escritos en el diario 2001 y en la revista Venezuela Gráfica.

Además, se consolidó una emoción que afloraría en 2007 con el cierre de Radio Caracas Televisión (Rctv). “Yo no tenía resentimiento, sino animadversión a la persona más dañina de la televisión venezolana: Marcel Granier. ¿Por qué la señora Phelps nombró presidente vitalicio a Eladio Lárez y no a él, siendo su yerno? ¿Quién sacó a Renny Ottolina? ¿Quién le robó Radio rochela a Tito Martínez del Box que se fue para Venezolana de Televisión (VTV) con El programa sin nombre? ¿Quién sacó a Guillermo ‘Fantástico’ González? ¿Quién sacó a Orlando Urdaneta? ¿Quién sacó a Gustavo Rodríguez de la novela Cristal? La sentencia al canal la emitió Jaime Lusinchi, no Hugo Chávez. El famoso ‘Tú a mí no me jodes’ de Luis Guillermo García estaba dirigido a Granier, lo que pasa es que editaron para que pareciera un ataque al periodista”.



Por eso no dudó en romper el pacto de no agresión que había entre Venevisión y Rctv en los años 90, según el cual no tocaban los talentos del otro canal hasta seis meses después de haber finalizado un proyecto. Habló con Aroldo Betancourt para que dejara Por estas calles y después con Joaquín Riviera para asegurarle trabajo. Hechas las diligencias, se reunió con el tren ejecutivo de Quinta Crespo para advertir que no podían usar ni el nombre ni la imagen del actor, aunque fuera en flashback. La consecuencia fue un veto a sus representados —que solventó consiguiéndoles contratos en las pujantes industrias de Perú y Colombia.

William Guzmán lo describe: “Su mayor virtud es que profesionalmente se trata de una persona admirable, tenaz, insistente, consecuente. Tiene una capacidad de trabajo enorme y, aunque a veces se desboca en sus proyectos, no hay que negarle su persistencia hasta que los logra. Tiene un ojo clínico envidiable, pues ‘donde pone el ojo, pone la bala’. Y la prueba está en el montón de artistas y agrupaciones que descubrió y creó, entre ellos Los Chamos. Imagínate, llegó a representar a más de 100 artistas, entre actores, actrices y cantantes. Su mayor defecto… es un deslenguado de marca mayor y él lo sabe. Además, lo disfruta. Tiene un humor cáustico y negro que a algunos encanta y a otros no tanto. Peca de franco y su exceso, en tal sentido, le ha granjeado no pocos enemigos. Aunque no lo crean, es un gran soñador y precisamente por eso se ha llevado sus buenos tropezones. Pelea hasta con su sombra y su incontinencia verbal le ha traído muchos problemas”.



Los guantes puestos

En tiempos de Twitter y Facebook, el rasgo provocador de su carácter ha encontrado un nicho importante. En las redes sociales le hace ascos a la autocensura. “Yo sé lo que pasa a mi alrededor. Me convertí en una celebridad y creo que Twitter es una herramienta mágica. Los periodistas de hoy no saben titular y, además, yo digo lo que otros no se atreven a decir”.

En sus mensajes de 140 caracteres ha ejercido una especie de militancia política. Defiende la revolución y trasluce su empatía con Hugo Chávez y con Tareck El Aissami, quienes han confiado en él para desarrollarse como ejecutivo de la pequeña pantalla: primero en TVes y después en Telearagua. “A TVes llegué un mes después de haber sido inaugurado. La gente que estaba allí no sabía de televisión. No volví a ver a Lil Rodríguez. Creo que es una extraordinaria mujer, con convicción de izquierda y que no se ha robado ni un medio”.

“A Tareck lo conocí en la Universidad de Los Andes (ULA), en Mérida. Era guapísimo, carismático, hablaba libanés con sirio con gocho, jugaba fútbol. Yo quería que fuera actor de novelas, pero él ya estaba en la federación y formaba parte del grupo Utopía 78. Desde esa época somos amigos”. Y recurre al carrete de su teléfono inteligente para mostrar imágenes de aquellos años del gobernador de Aragua, de quien recibió una llamada el siete de enero de 2013, mientras desayunaba en Gourmet Market de El Rosal. “Quiero que te vengas para los medios de Aragua”, lo invitó. La primera respuesta fue no, pero después cayó en la trampa: “Dices que no, porque lo sabes decir, pero no lo sabes hacer o no te atreves”, lo retó el recién nombrado Vicepresidente de la República.



Se desplazó hasta Maracay para estar al día siguiente en la rueda de prensa convocada por el mandatario regional. Él mismo condujo su carro, porque no tiene chofer ni escoltas. Las primeras acciones en el nuevo cargo estuvieron dirigidas a armar una programación deportiva con los partidos que no serían transmitidos por otros canales. También incorporó el voleibol y realizó una alianza con Meridiano TV. Al negociar con los talentos para los diferentes espacios les dejó claro: “No te traigo para que digas una cosa u otra”. No se conocen denuncias que contradigan el compromiso.



La periodista de espectáculos Carmela Longo comparte anécdota e impresiones. “Yo estaba en El Universal y la directora de la revista Estampas, Norys Vásquez, me pidió un trabajo sobre los mánagers. Uno puede tener sus reservas con él, pero no se puede negar que fue fundamental en la carrera de Víctor Cámara, Jean Carlo Simancas y Franco De Vita en sus inicios, como de tantos otros. Así que lo llamé y me invitó a almorzar a su apartamento en la Candelaria. Sacó unos cubiertos dorados y me repitió que eran de oro, que los había traído de España. Después empezó a echar cuentos. El detalle de los cubiertos me lo retrató como una persona ostentosa que quiere lucir y así es su personalidad. Más allá de las diferencias políticas que podamos tener, ha puesto a sonar a Telearagua, la serie de audiocuentos que publicó con la Cadena Capriles funcionó muy bien, pero es un echón y no puede ocultarlo. Que tiene con qué, perfecto, pero lo suyo es alardear”.

Longo continúa diciendo que “durante más de 20 años mantuvimos una relación cordial hasta que publicó una información falsa en Twitter sobre el fotógrafo Iván Dumont. Le escribí en privado y, de la nada, me empezó a insultar. Inventó un cuento de que había colocado un micrófono en los camerinos de Portada’s, cuando Iván nunca estuvo en esos camerinos. Yo creo que tiene muchas ganas de demostrar lo que dice que sabe de televisión, porque cuando estuvo en TVes le tocaron tiempos muy complicados. Tiene el afán de demostrar que es quien más conoce el mundo de la televisión. No creo que aspire a un cargo político. Está motivado por el reconocimiento, por eso trató de lucirse con unos cubiertos delante de la periodista de un medio importante”.



Soñador en el ring

Trapiello enfrenta el chisme de que supuestamente había tenido un altercado con un supervisor de seguridad que le encontró una mata de cannabis en la oficina. “Nunca supe nada de eso. Hace cinco años que no fumo marihuana y antes sí tenía una matica al lado de una de perejil y otra de romero en mi apartamento”, se defiende del gusto ya dejado. Se refiere a la vivienda en La Candelaria, identificada como 65-A, que conserva 30 años después al considerarla de buena suerte.

Tras consolidar la red de medios dependiente de la Gobernación de Aragua, llegaría la oportunidad de colocarse al frente de TVR, hoy conocida como La Tele Tuya (TLT). La programación incluye series europeas que ha podido negociar con los contactos acumulados durante años y prácticamente gratis por ser de mercados no tradicionales —Ucrania, Francia, Rusia y Turquía, por ejemplo. Contrató el doblaje en Venezuela, amén de espacios de variedades que alternan con eventos deportivos.



A la faceta como empresario llegó con una serie de logros de los cuales recuerda: llevar talentos nacionales al programa 300 millones de Televisión Española, el pago de exclusivas de la revista ¡Hola! a figuras como Amalia Pérez Díaz, conservar la amistad de Víctor Cámara y Jean Carlo Simancas, vender a Leo Díaz para el cierre de un espacio veraniego de Antena 3, contarle el final de Morena clara a Suharto a solicitud del dictador indonesio, vender ocho millones y medio de discos y llenar el estadio Azteca durante tres días consecutivos con los requiebros y rimas de Los Chamos, colocar ¡Oh Calcuta! en las salas argentinas y girar con la obra teatral Los Pitufos por América Latina.

“Serían muchas las anécdotas que tengo con él. Las largas conversas en su casa y en la mía, los madrugonazos en la recordada arepera El Trolly de Las Mercedes. Una vez me llamó alarmado, porque Carmencita Padrón había querido suicidarse. Y cuando llegué al apartamento de la actriz en la avenida México, estaba en planta baja muerto de la risa. Me dijo: “Coño, no se murió la caraja”. Esteban Trapiello es todo un personaje y el día que decida escribir sus memorias, ¡tiembla tierra!”, sentencia William Guzmán.



El mánager y empresario dice sobre sí mismo: “Esteban Trapiello primero es un soñador y después un tipo lleno de pasión. Creo absolutamente en la amistad… allá los que me fallan. El dinero me sobra, llevo 43 años haciendo dinero. No tomo, no fumo, no juego. Siempre les dije a mis Trapiboys que se prepararan para cuando no estuvieran Arquímedes Rivero ni Joaquín Riviera. Y también soy un buen boxeador: me dan un upper de izquierda y yo respondo con un derechazo. Ahorita soy más coño’e madre, pero no me meto con nadie que no se haya metido conmigo. Les deseo larga vida a todos para que sigan viendo mis éxitos”.



http://elestimulo.com/climax/las-trampa ... trapiello/
Cuando te encuentres gente jodida recuerda las enseñanzas del yoga y transforma esa energía a través de los Mandalas y mandalas pal co........
  0


Volver a “Farándula y Espectáculos”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados