Lo que deben hacer los vecinos tras una violación a los DDHH

Información de interés presentada por los foristas
Avatar de Usuario
Alex Rowe
Mensajes: 2422
Registrado: 30 Ago 2015 12:52 pm
Ubicación: Tachira
Intereses: Muchas cosas
Twitter: alexrow2

Lo que deben hacer los vecinos tras una violación a los DDHH

Mensajepor Alex Rowe » 18 Jun 2017 7:12 am

Imagen

Imagen

Viviendas destruidas, mascotas asesinadas y detenciones arbitrarias se cuentan por decenas hoy en el país como resultado del asalto por parte de funcionarios que sin identificarse violan la privacidad de los hogares. Caraota Investiga ahondó en el tema sobre qué hacer para canalizar la denuncia ante los órganos competentes y mediar en la angustia de padres e hijos.

A eso de las dos de la madrugada, una madre entra en pánico y decide encender la televisión y colocar un programa infantil para evitar más sobresaltos en su pequeña hija de tres años, que despertó entre lágrimas por las detonaciones y el humo que anegaron su hogar. Desesperada, la carga mientras le cuenta una historia de aventuras y así “protegerla” del ataque que sufre su vivienda.

Golpes en la puerta, disparos y gritos invaden la tranquilidad de los hogares venezolanos por la irrupción de funcionarios en la propiedad privada, sin más orden que la de su voz y las armas.

Relatos como este se multiplican en todo el país. Familias enteras han sido afectadas por la intervención, principalmente a altas horas de la noche, de grupos armados irregulares, funcionarios de la PNB u otros cuerpos de seguridad en las zonas residenciales. Bombas lacrimógenas, lanzamiento de cohetes hacia las viviendas y disparos siembran el terror en familias enteras y principalmente en los niños, el eslabón más débil de la familia.

Sectores residenciales como el edificio Los Verdes, ubicado en El Paraíso al oeste de la ciudad capital fue asaltado por funcionarios de la PNB este martes 13 de junio. Derribaron puertas, asesinaron mascotas, destrozaron vehículos y se llevaron detenidos – bajo la anuencia del ministro de Interior y Justicia Néstor Reverol – al menos 23 “terroristas”, jóvenes que fueron sacados de sus hogares sin mediar una orden judicial.



Qué se viola cuando se ataca una comunidad

Esta pregunta puede dar para una extensa intervención por parte de los expertos en el tema. Sin embargo, son los derechos civiles fundamentales de la democracia los que son afectados cuando un individuo o comunidad ve interrumpido su normal desenvolvimiento por la irrupción de grupos armados sin identificación – puesto que hasta los que portan uniformes no llevan de manera visible sus nombres – y ejercen una fuerza desmedida, sin control y potencialmente letal contra las personas o habitantes de una comunidad.

Sectores populares como la Candelaria, ubicado en el centro de la ciudad capital ha sido epicentro de ataques nocturnos por parte de grupos armados irregulares que no sólo accionan armas de fuego en esta zona residencial y disparan fuegos artificiales hacia las viviendas, sino que además violan la propiedad privada y siembran el terror entre los vecinos de esta y otras populosas zonas. Videos que recogen estos hechos han sido publicados en las redes.

Video: https://www.youtube.com/watch?v=n-z9CXMwsas



Reza el artículo 19 de la Carta Magna que “el Estado garantizará a toda persona, conforme al principio de progresividad y sin discriminación alguna, el goce y ejercicio irrenunciable, indivisible e interdependiente de los derechos humanos. Su respeto y garantía son obligatorios para los órganos del Poder Público de conformidad con la Constitución, los tratados sobre derechos humanos suscritos y ratificados por la República y las leyes que los desarrollen”.

Asimismo el capítulo III de la Constitución venezolana vigente desde 1999, considerada por el fallecido presidente Hugo Chávez y la mayoría de las fuerzas democráticas del país como un gran logro en pro de las libertades civiles, concentra una serie de derechos fundamentales que son violados cada vez que estos grupos armados penetran los espacios privados y de convivencia de los ciudadanos, bien sea con allanamientos sin una orden judicial o por medio de la perpetración de ataques hacia las comunidades con armas de fuego, cohetones o material antimotín.

Para el abogado y catedrático José Ignacio Hernández, se trata de la violación a numerosos derechos contemplados en la Constitución venezolana y las leyes. Según su opinión existen dos formas de proceder para la defensa de estos derechos.

“Existen dos mecanismos o medios de defensa básicos: aquella para situaciones individuales como el hogar, el colegio o los hijos y otro para defender situaciones colectivas, una comunidad, urbanización o barrio”, explica Hernández.


“En el primer caso de defensa individual amerita interponer una acción de amparo constitucional. Hay una actuación de la GNB o de la PNB que está violando una serie de derechos constitucionales, como el derecho a la inviolabilidad de domicilio, a la integridad personal, el derecho a la prohibición de tratos crueles o el derecho de los niños a un ambiente sano. La lista de derechos que se violan en una acción ejercida contra un individuo es muy larga. Así, los afectados directamente pueden interponer esta medida en contra de los funcionarios responsables ante los tribunales pidiendo el cese de la violación de sus derechos”.

El segundo mecanismo para la defensa de los intereses colectivos – tal y como corresponde a los hechos que se han registrado en La Candelaria, los Altos Mirandinos, El Paraíso, entre otros – corresponde interponer lo que se conoce como una acción de protección de intereses difusos y colectivos “que en términos muy sencillos, es la demanda que presenta un grupo de personas afectadas por una misma causa cuyos derechos han sido afectados contra las autoridades que son responsables de llevar a cabo este tipo de actuaciones”, apunta el experto.

Ambos recursos tienen como objeto impedir que se continúe estas acciones represivas. “Además que todos los que han sufrido daños y perjuicios por este tipo de acciones pueden demandar al Estado para la indemnización de estos. Este tipo de demanda no pretende impedir que se continúe violando los derechos sino resarcir el daño causado”. También existen otras acciones que pueden encauzar los afectados con el propósito de visibilizar y dejar sentadas estas violaciones a los derechos humanos. “Los ciudadanos pueden acudir a la Defensoría, al Ministerio Público, incluso a la Asamblea Nacional, y denunciar estos hechos por otra vía no judicial”.

El artículo 47 dela Constitución dice que “el hogar doméstico, el domicilio, y todo recinto privado de persona son inviolables. No podrán ser allanados, sino mediante orden judicial, para impedir la perpetración de un delito o para cumplir de acuerdo con la ley las decisiones que dicten los tribunales, respetando siempre la dignidad del ser humano. Las visitas sanitarias que se practiquen, de conformidad con la ley, sólo podrán hacerse previo aviso de los funcionarios o funcionarias que las ordenen o hayan de practicarlas”.

La Constitución vigente venezolana también protege a sus ciudadanos del uso indiscriminado de la fuerza pública y de la implementación de “armas no letales” para el control de manifestaciones. “Se prohíbe el uso de armas de fuego y sustancias tóxicas en el control de manifestaciones pacíficas. La ley regulará la actuación de los cuerpos policiales y de seguridad en el control del orden público”, se lee en el artículo 68 de la Carta Magna.

No sólo existe uso indiscriminado de estos elementos durante manifestaciones y también para atacar sin razón alguna residencias y comunidades enteras, sino que además estas llamadas “armas no letales” han sido convertidas en proyectiles que han acabado con la vida de manifestantes desde que el pasado cuatro de abril los venezolanos se lanzaron a la calle en rechazo a la imposición de medidas inconstitucionales por parte del Gobierno.

Hernández considera también la posibilidad de elevar esta denuncia a una instancia internacional. “El problema aquí es que el país renunció a la Convención Interamericana de Derechos Humanos, así que el principal mecanismo de protección internacional ya no está aplicable. Queda sin embargo la posibilidad de interponer una denuncia ante la Comisión Interamericana u otros organismos como los aliados de la ONU, aun cuando estos no tienen fuerza coercitiva porque el Estado los desconoce, pero es importante dejar sentado el expediente y que estos hechos no queden solo en registro de video”, acotó.

“Mamá, llegaron los niños malos”. Manejo de los niños en crisis

Un niño de cuatro años avisa inquieto a sus padres que “los niños malos” han llegado. “Corre, corre, vamos a escondernos”. Los padres, en el ánimo de preservar la tranquilidad y la paz de sus hijos optan por evadir o mentir sobre lo que ocurre en el entorno.

“Lo más importante en estos casos es que los padres no establezcan el miedo como un patrón. Este tipo de conflictos ha ocurrido en otros países y los estudios que se han realizado sobre el tema demuestran que los niños que incluso han vivido guerras, si han contado con padres estables y que demuestren aplomo ante hechos violentos no sufrieron secuelas”, comenta la psiquiatra Blanca Canaval.

Para la experta, el uso de la simbología de los súper héroes puede funcionar con éxito en estos casos, sobre todo en los más pequeños. “Los niños están familiarizados con este tipo de lenguaje por lo que adoptar esta narrativa les ayudará a entender que se trata de un conflicto que hay que superar”, sin recurrir al encubrimiento de los hechos. “Los niños más grandes, entre siete u ocho años tienen la capacidad de entender lo que sucede. Mientras cuenten con el aplomo de sus padres que son sus figuras de heroísmo, nada les va a pasar”, asegura.

Por otro lado, Canaval considera necesaria la participación de las sociedades de padres y representantes de los colegios en tormentas de ideas para decidir los lineamientos a seguir. “Los colegios deben mantener sus actividades a pesar del conflicto, que se mantengan las rutinas”.

Frases como “estamos luchando para conseguir algo bueno”, “no te preocupes si respiras el gas de las bombas” o “estamos en un conflicto pero estamos haciendo cosas para superarlo”, son mensajes claros que ayudarán a los más pequeños a canalizar situaciones de violencia que se registren en su entorno.

Para la experta “esto que estamos viviendo es consecuencia de la poca valoración que tuvimos hacia el país, es la enseñanza que debe quedar hacia el futuro”.

Fuente:
http://www.caraotadigital.net/carrusel/ ... venezuela/
I am the bone of my sword
Steel is my body and fire is my blood
Unknown to Death, Nor known to Life.
So as I pray, Unlimited Blade Works.
  0

Volver a “Reportaje Ciudadano”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados