Miguel Pizarro en Foro “El camino de los demócratas: la no violencia activa”

Información de interés presentada por los foristas
Avatar de Usuario
Alex Rowe
Mensajes: 2639
Registrado: 30 Ago 2015 12:52 pm
Ubicación: Tachira
Intereses: Muchas cosas
Twitter: alexrow2

Miguel Pizarro en Foro “El camino de los demócratas: la no violencia activa”

Mensajepor Alex Rowe » 16 Jul 2017 12:08 am

Lo siguiente es traído directamente del otro lado del río. Muy buenas las respuestas del diputado Pizarro como para dejar pasar por alto.

Imagen

Enrique Meléndez / especial ND / 14 jul 2017.- El diputado Miguel Pizarro rechaza la acción los chamos que lanzan morteros y toman el camino de la violencia en las marchas opositoras. Sin embargo, asegura entender el por qué lo hacen (“ la mayoría son de extractos muy humildes”) y reclama un trabajo político para canalizar esa fuerza juvenil “de la manera más útil y positiva posible”.

Esto es parte de las respuestas a tres pregunta hechas durante el foro “El camino de los demócratas: la no violencia activa” que organizó el Instituto de Estudios Parlamentarios Fermín Toro.

¿Usted cree que los trancazos son efectivos?

-Los trancazos son una forma potente y efectiva por varias razones siempre y cuando sean en el marco de las reglas claras; pues toda forma de trancazo es un medio, no un fin en sí mismo; y una de las razones es que permiten llegar a sitios donde no llega una marcha.

-La mayoría de las trancas; aunque la más visible son las que se hacen en Altamira y La Boyera: la verdad es que las más importantes y las más significativas son las que se hacen en Catia, en la Urdaneta, en Caricuao, en la zona superior de La Candelaria. Al final, esto da la oportunidad, para que un sector de la sociedad, que antes no se movilizaba, lo haga en estas condiciones.

-Pero, además, debemos descaraqueñizarnos por un rato y ver el país más grande. El trancazo permite que en muchos sitios se involucre mucha gente; que no puede ir a marchar. Te pongo un ejemplo de una zona muy lejana, ubicada en el Táchira, llamada El Cobre; hacia donde se llega, luego de siete horas de camino.

-Ahí en El Cobre nunca se dará una marcha; ya que se trata de un municipio compuesto por aldeas campesinas; para llegar de una casa a otra hay que rodar unos veinte minutos. Pues la tranca hizo que su población se organizara en el municipio, y se produjo esa protesta por todos los aldeanos. Es por eso que yo creo que la tranca (a mi no me gusta decirle trancazo; porque me suena como a coscorronazo) es efectiva, sólo que efectiva con reglas.

-Ahora, nosotros no podemos responder con violencia a alguien que llegue ofuscado; hay que dejarlo pasar, porque no puede violentar la tranca sino que nos colocamos en el cuadrante de la persuasión.

¿Por qué exaltar a jóvenes en el sector opositor que lanzan morteros?

-Yo, al chamo que veo que devuelve una bomba; que usa un escudo y lleva una máscara antigases, lo entiendo y lo reconozco; puesto que devolver una bomba no es ningún delito; protegerse con un escudo no es un delito; cuando comenzamos a enfrentar a las fuerzas de seguridad, ahí sí nos metemos por el camino que no es; pero eso no tiene que ver con el muchacho.

-Pensar que eso es culpa del muchacho es como pensar que a la muchacha víctima de algo por la ropa que se puso. Un muchacho entre 16 y 19 años que tiene todas las razones legítimas para protestar, para exigir, para molestarse; que llega a su casa y se consigue con que en no hay para comer; su padre no tiene plata para darle, para divertirse; que no hay medicinas; ese es un chamo que está lleno de frustraciones; que está lleno de indignación, y ese muchacho sale a la calle y descubre que hay un mecanismo que hace que un grupo de la sociedad; de copetes y de plata; de apellidos, lo reconoce y lo exalta.

-Descubre que al entrar o salir de la marcha no lo hace una persona más sino que hay un pasillo; que me aplaude y que me reconoce, hace que arranque con una acción legítima, que yo reivindico y defiendo: aunque por eso el gobierno me acusa de asesino y de cómplice.

-Porque yo me he dedicado a hablar con esos chamos, y lo he hecho por dos razones. La primera es que la mayoría son de extractos muy humildes y pobres, y en la pobreza, la violencia política se metaboliza diferente. En la Plaza Altamira una lacrimógena hace que uno corra y se trata de resguardar; en el barrio eso puede suceder la primera vez; pero ya a la tercera le dicen: un momento.

-La policía en el sector popular es un enemigo desde que yo nazco, y entonces si yo asumo el mecanismo de enfrentarme con esa autoridad; ese mecanismo me hace popular; hace que alguien me ayude, y además me reconozca, el incentivo para irse por el camino violento es un incentivo muy alto. Y lo digo porque lo viví en carne propia.

-El día de los sucesos de La Marlota, hace unas dos semanas atrás; donde no había ninguna necesidad de acercarse a la base aérea, yo convencí a uno de los muchachos para que se fuera hacia otro lado, y entonces lo que salió fue una señora encopetada; a la que la esperaba una moto a unos metros de distancia, a arengar a los muchachos a que no fueran cobardes; mientras me gritaba que yo era un cobarde.

-De modo que no se trata de por qué se exalta el muchacho. Pensemos nosotros qué podemos hacer para que el muchacho sienta que eso no es lo único que puede hacer. No asociemos nosotros a lo que es legítimo convertirlo en algo que se sale del camino. Porque ese muchacho ha conseguido en eso la única forma de acción política; de modo que requiere formación, requiere orientación; requiere que lo escuchen.

-A pesar de que a mí me han salido canas en estas luchas yo me acuesto a dormir tranquilo, porque sé que esos muchachos no pasarán de una piedra, de devolver una bomba, de usar un escudo; porque yo he hablado con ellos, y cuando me llega un infiltrado del Serrín; que me dice: ahí tienes un mortero con clavos y tuercas; para que lo lances contra los guardias; uno está ganado, para decirle: eso es un error. Porque a partir de ese día, perdemos la legitimidad en la tropa, y ustedes pasan a ser terroristas.

-La política no se basa en hacer lo que es popular sino lo que es correcto, y lo que es correcto es reconocer que estos muchachos existen; que son una fuerza, que hay que encauzarla de la manera más útil y positiva posible, sin convertirla en algo satanizado.

¿Por qué no actuar de manera más contundente contra el coronel Lugo?

-Lugo tiene tres tareas en la Asamblea Nacional: la primera es hacernos quedar a los diputados como unos tontos, de modo que él siempre va a empujarnos en esa dirección.

-La segunda tarea de Lugo es hacernos ver que nosotros no tenemos entrada en la Fuerza Armada, y es ponernos en un dique que diga: la Fuerza Armada a ustedes ni los escucha ni los respeta. Y nosotros nos hemos convertido en el círculo de los que no creemos que esa sea la Fuerza Armada y que él (Lugo) representa a la Fuerza Armada.

-La tercera tarea de Lugo es tratar de provocar para alterar situaciones, y de ahí viene la respuesta de por qué no somos más contundentes: Lugo quiere una excusa para que la Guardia Nacional abandone el palacio legislativo. Con una acción contra Lugo, abrimos la posibilidad de que se diga que no podemos estar así; no podemos convivir; la GN abandona el palacio.

-Al día siguiente amanecemos tomados por los colectivos viviendo dentro del palacio. Lo que será responsabilidad de los diputados; porque la guardia tuvo que abandonar el palacio, y no pudo cuidar. De modo que ante la brutalidad militar, la inteligencia política.
"Los tiempos estan fuera de quicio... ¡Suerte maldita que haya tenido que nacer yo para enderezarlos!"
  0

Volver a “Reportaje Ciudadano”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados