Un milagro en la Iglesia Católica

Interesantes artículos de escritores y columnistas
Avatar de Usuario
Fermat
Mensajes: 4018
Registrado: 11 Ago 2015 5:31 am

Un milagro en la Iglesia Católica

Mensajepor Fermat » 07 Dic 2017 5:14 am

Alberto Benegas Lynch (h), 6 de Diciembre de 2017

Imagen

Tal vez esté de más subrayar que todo lo que consigno en esta nota periodística es de mi entera responsabilidad y, como en todos los casos en que escribo, no compromete la opinión de ninguna de las personas que menciono.

Después de batallar durante décadas con las ideas atrabiliarias por parte de algunos representantes de la Iglesia sobre temas económico-sociales al efecto de refutar propuestas estatistas que hunden a la gente en la pobreza, ahora aparece un Papa que enfatiza aquellas ideas contraproducentes. Es cierto que no son pocos los preocupados con estas propuestas empobrecedoras, tanto sacerdotes como laicos, pero henos aquí que ahora se publica un libro del Padre Martín Rhonheimer —suizo que vive en Viena, pertenece al Opus Dei, de familia judía, doctor en filosofía, profesor en la Pontificia Universidad de la Santa Cruz en Roma y presidente del Instituto Austríaco de Economía y Filosofía Social— titulado Libertad económica, capitalismo y ética cristiana. Ensayos sobre economía de mercado y pensamiento cristiano (Madrid, Unión Editorial, 2017, editado por Mario Silar).

Resume la tesis de toda esta obra en el primer párrafo del primer capítulo donde se lee que “Es un hecho histórico que el sistema económico capitalista, tal y como se ha desarrollado en Europa desde la industrialización, ha significado para las masas —por primera vez en la historia de la humanidad— la liberación del hambre y de la miseria, es más, la ´democratización´ del bienestar”.

El libro me lo adelantó mi distinguido ex alumno de una maestría en economía —Gustavo Hasperué— un filósofo de fuste quien me dio una sorpresa sumamente agradable en vista de tantos sacerdotes que insisten en políticas desacertadas que naturalmente tienen connotaciones éticas de envergadura.

Reitero parcialmente lo que he escrito antes al efecto de aclarar lo dicho. A raíz de la Exhortación Apostólica “Evangelii Gaudium”, consigné que el Papa Francisco lamentablemente vuelve a insistir con sus ideas estatistas y contrarias a la sociedad abierta reflejada en los mercados libres. Sin duda esto tiene una clara dimensión moral puesto que la tradición del liberalismo clásico y sus continuadores modernos se basan en el respeto recíproco y la asignación de los derechos de propiedad como sustento moral de sus propuestas filosóficas, jurídicas y económicas. De allí es que el primer libro de Adam Smith, ya en 1759, se tituló The Theory of Moral Sentiments, preocupación mantenida por los más destacados exponentes de esa noble tradición. El aspecto medular del documento (que comentaremos brevemente puesto que el espacio no nos permite abarcar todos los aspectos) se encuentra en el segundo capitulo. No dudo de las mejores intenciones del Papa, pero lo relevante son los resultados de medidas aconsejadas. Para darnos una idea del espíritu que prima en la referida Exhortación, se hace necesario comenzar con una cita algo extensa para que el lector compruebe lo dicho en palabras del texto oficial.

“Así como el mandamiento de ‘no matar’ pone un límite claro para asegurar el valor de la vida humana, hoy tenemos que decir ‘no a una economía de la exclusión y la inequidad’. Esa economía mata. […] Hoy todo entra dentro del juego de la competitividad y de la ley del más fuerte, donde el poderoso se come al más débil. Como consecuencia de esta situación, grandes masas de la población se ven excluidas y marginadas: sin trabajo, sin horizontes, sin salida. En este contexto, algunos todavía defienden las teorías del ‘derrame’, que suponen que todo crecimiento económico, favorecido por la libertad de mercado, logra provocar por sí mismo mayor equidad e inclusión social en el mundo. Esta opinión, que jamás ha sido confirmada por los hechos, expresa una confianza burda e ingenua en la bondad de quienes detentan el poder económico y en los mecanismos sacralizados del sistema económico imperante. Mientras tanto, los excluidos siguen esperando. Para poder sostener un estilo de vida que excluye a otros, o para poder entusiasmarse con ese ideal egoísta, se ha desarrollado una globalización de la indiferencia. Casi sin advertirlo, nos volvemos incapaces de compadecernos ante los clamores de los otros, ya no lloramos ante el drama de los demás ni nos interesa cuidarlos, como si todo fuera una responsabilidad ajena que no nos incumbe. La cultura del bienestar nos anestesia y perdemos la calma si el mercado ofrece algo que todavía no hemos comprado, mientras todas esas vidas truncadas por falta de posibilidades nos parecen un mero espectáculo que de ninguna manera nos altera”.

En verdad, las reflexiones del Papa resultan sorprendentes debido a las inexactitudes que contienen. En primer lugar y antes que nada, debe precisarse que el mundo está muy lejos de vivir sistemas de competencia y mercados abiertos sino que en menor o mayor medida ha adoptado las recetas del estatismo más extremo en cuyo contexto el Leviatán es cada vez más adiposo y cada vez atropella con mayor vehemencia los derechos de las personas a través de múltiples regulaciones absurdas, gastos y deudas públicas colosales, impuestos insoportables e interferencias gubernamentales cada vez más agresivas, todo lo cual no es siquiera mencionado por el Papa en su documento.

Sin embargo, la emprende contra la competencia y los mercados libres que dice “matan” como consecuencia de la supervivencia de los más aptos, sin percatarse que no pocos de las que hoy acumulan las mayores riquezas, en gran medida no son los empresarios más eficientes para atender las demandas de su prójimo sino profesionales del lobby que, aliados al poder político, explotan miserablemente a los más necesitados. También omite decir que la desocupación es una consecuencia inevitable de legislaciones que demagógicamente pretenden salarios superiores a los que las tasas de capitalización permiten como si se pudiera hacer ricos por decreto. Tasas que desafortunadamente son combatidas por las políticas gubernamentales que prevalecen. Dichas tasas constituyen la única causa de la elevación en el nivel de vida de la gente, si no somos racistas y nos damos cuenta que las causas no residen en el clima imperante ni en los recursos naturales. El “derrame” es una mala caricatura del antedicho proceso.

Llama la atención que el Papa se refiere a la compasión del modo en que lo hace, puesto que, precisamente, aquella contradicción en términos denominada “Estado Benefactor” es lo que no solo ha arruinado especialmente a los más necesitados y provocado la consecuente y creciente exclusión, sino que se ha degradado la noción de caridad que, como es sabido, remite a la entrega voluntaria de recursos propios y no el recurrir a la tercera persona del plural para echar mano compulsivamente al fruto del trabajo ajeno.

Seguir leyendo:
https://www.elcato.org/un-milagro-en-la-iglesia-catolica
  +1

Avatar de Usuario
tirabuzon
Mensajes: 3781
Registrado: 10 Ago 2015 4:14 pm
Ubicación: En el Monte de Venus
Status: Loving Life

Re: Un milagro en la Iglesia Católica

Mensajepor tirabuzon » 07 Dic 2017 7:17 am

Una de las cosas que yo pienso ha hecho La Iglesia Católica es exaltar virtudes inexistentes de la pobreza, y exhibir a la acumulación de bienes materiales como la culpable de todos los males.

No soy experto en La Biblia, pero desde el Génesis se habla de Como Dios dió al hombre, en abundancia, todo lo necesario para vivir (Génesis 1:29-30). Dios castiga, premia o ejemplifica a traves de poseciones materiales. Basta leer el Viejo Testamento para ver los estilos de vida de David y Salomon,
entre otros, las grandes extensiones de terreno y los grandes rebaaños ofrecidos, las riquezas de el Templo el oro de El Arca de la Alianza, entre otros.
En Salmos 2:8, Dios ofrece naciones como herencia y en Juan 10:10, Jesús ofrece vida en abundancia.

La iglesia ha sido entonces, citando a XX, un factor adormecedor para evitar, entre otro, el desarrollo económico de las personas. La Caridad forzada hace que el que tiene sea malo si no da, El debil, el desprotegido, el olvidado son víctimas, no de sus decisiones y libre albedrio, el mejor regalo dado por Dios, sino en víctima de circunstancias totalmente ajenas, y cuya redencion pasa, precisamente por la misma Iglesia. Pero de los tesoros de la Iglesia, no dan nada.

Saludos fermat
The history of humanity and outright greatness is an experiment and a lesson in relentlessness]
  +1

Avatar de Usuario
Dos Equis
Mensajes: 4718
Registrado: 20 Oct 2015 10:54 am
Status: #Embecerrado

Re: Un milagro en la Iglesia Católica

Mensajepor Dos Equis » 07 Dic 2017 10:03 am

Un artículo interesantísimo que será catalogado de hereje por dudar de la infalibilidad del papa, voz de dios en la tierra y por ende la infalibilidad de dios.

Y explica al detalle que la libertad y la propiedad, de la cual deriva el libre mercado y la productividad, no tienen nada que ver con el estatismo estrangulador y expoliador que produce miseria a granel para perpetuarse en el poder.

Cuando la iglesia deje de empobrecer mentalmente a la gente será el día que se congelará el infierno, porque tanto la iglesia como el estado los quiere brutos, muy desafortunadamente, para poder venderles la salvación, algunos terrena, otros divina.

Si llega a penetrar este tipo de pensamiento libertario a la iglesia no solo causara un cisma de esos que ocurre cada dos milenios sino que dará un espaldarazo inmenso al desarrollo de la humanidad, incluso en su aspecto espiritual que tanta falta le hace.

El pobre no merece ser pobre, ni es ningún acto heroico o bendecido el serlo. El pobre necesita ser liberado de sus cadenas mentales para permitirle poder producir e intercambiar el sudor de su frente en forma honesta y ética, pero sobre todo poder defenderse de aquellos deshonestos que intentan despojarlo de su riqueza por la fuerza, el engaño o la caridad forzada. La iglesia debe dejar de mendigar y volver a ofrecer servicios humanitarios y espirituales por los cuales el hombre debe sentirse mas que satisfecho de poder colaborar. Y sobre todo debe dejar de parasitar del estado porque la obliga a vender su alma al mismísimo diablo para sobrevivir.

El que tenga ojos que vea.
We the sheeple...
  +2

Avatar de Usuario
minina
Mensajes: 444
Registrado: 03 May 2016 8:52 am

Re: Un milagro en la Iglesia Católica

Mensajepor minina » 07 Dic 2017 10:59 am

La pobreza vista en Venezuela es producto del opio que sale del socialismo y cristianismo que resultaron una droga muy fuerte.

El Pueblo Humilde y el Pobre humilde como valores incuestionables contra los ricos explotadores y los mercaderes del templo.

Esa siembra de resentimiento y odio hoy cobra a quienes nada tuvieron que ver.

La iglesia católica necesita una revisión y una reforma si quiere sobrevivir, bueno saber que algunos están dispuestos.
  0

Avatar de Usuario
Spaco
Mensajes: 989
Registrado: 18 Sep 2015 10:34 am

Re: Un milagro en la Iglesia Católica

Mensajepor Spaco » 07 Dic 2017 11:32 am

En este contexto, algunos todavía defienden las teorías del ‘derrame’, que suponen que todo crecimiento económico, favorecido por la libertad de mercado, logra provocar por sí mismo mayor equidad e inclusión social en el mundo. Esta opinión, que jamás ha sido confirmada por los hechos, expresa una confianza burda e ingenua en la bondad de quienes detentan el poder económico y en los mecanismos sacralizados del sistema económico imperante.

Cuesta creer que un Papa suelte semejante estupidez.
No es la bondad de quienes detentan el poder económico la que ha logrado un bienestar de las mayorías infinitamente superior en los países capitalistas con respecto a toda la Historia de la humanidad sino el simple hecho del aumento de la producción derivado de las características del sistema capitalista.

Francamente, no es de extrañar que se tilde a este Papa de comunista aunque esté más que claro que de que es ñángara, lo es.
  0


Volver a “Editorial y Opinión”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 7 invitados