El “lenguaje inclusivo” de la corrección política se trata de poder, no de igualdad

Interesantes artículos de escritores y columnistas
Avatar de Usuario
Fermat
Mensajes: 5047
Registrado: 11 Ago 2015 5:31 am

El “lenguaje inclusivo” de la corrección política se trata de poder, no de igualdad

Mensajepor Fermat » 17 Ene 2018 6:15 am

Hana Fischer - Dic 27, 2017

Imagen
El lenguaje “incluyente” se hizo “necesario” tras varios gobiernos populistas. (Wikicommons)

De un tiempo a esta parte estamos asistiendo a una de las imposiciones más insólitas y absurdas jamás vistas: agregar innecesariamente el género femenino al masculino cada vez que hablamos o escribimos.

Esa tendencia, cual mancha de aceite, se está extendiendo por doquier. Pero a veces llega a niveles extravagantes. Entre ellos, esto que ocurrió en Bogotá. Cuando gobernaba el exalcalde Samuel Moreno Rojas, en 2009 hizo aprobar el acuerdo 381.

Allí se estipula que tanto al hablar como escribir en cuestiones oficiales, se deberá utilizar un lenguaje incluyente. Por ese concepto hay que entender “el uso de expresiones lingüísticas que incluyan tanto al género femenino como al masculino, cuando se requiera hacer referencia a ambos y no el uso exclusivo del género masculino”.
Lea más: María Chula y la policía del lenguaje políticamente correcto
Lea más: Una ciudad mejor para todos y todas: juez impone neolengua progresista sobre Bogotá

El nuevo alcalde Enrique Peñalosa, que asumió en 2015 y pertenece a un partido diferente que sus antecesores, Moreno Rojas del Polo democrático y Gustavo Petro del movimiento Progresistas, decidió que la frase “Bogotá, mejor para todos” sería el lema que identificaría a su administración.

Indignado por esa “afrenta” a las mujeres, el congresista Alirio Uribe (miembro del mismo partido que Moreno Rojas) le entabló una demanda judicial para obligarlo a cumplir el acuerdo 381. En la rueda de prensa que realizó para hacer ese anuncio, estuvo acompañado por el grupo de presión Consejo Consultivo de Mujeres de Bogotá.

El juez que atendió la causa le dio la razón a Uribe. Por consiguiente, le dio un plazo de 20 días a Peñalosa para que cambie la frase “Bogotá mejor para todos” por “Bogotá mejor para todos y todas”, sobre la base de que la primera no era incluyente.

Con anterioridad, el juez había solicitado la opinión de varias organizaciones. Una de ellas fue la Escuela de Estudios de Género de la Universidad Nacional. En su informe al juzgado, afirma que la expresión “todos y todas” corresponde” a una acción afirmativa que no solo hace visible a las mujeres, sino que también permea a todos los grupos que han sido subordinados”.

Esa respuesta evidencia la imperiosa necesidad de que los integrantes de ese centro de estudios tomen un curso de lógica. Urge que aprendan los tres principios lógicos -identidad, no contradicción y tercer excluido- y los utilicen al razonar. Porque si los aplicamos a este caso concreto, si el “todos” no incluye a las mujeres, entonces, es una contradicción decir que “todas” integra a la totalidad de los “grupos subordinados”.

¿Por qué? Exactamente por la misma razón que en su razonamiento el género masculino en el lenguaje no abarca al femenino.

Seguir leyendo:
https://es.panampost.com/hana-fischer/2017/12/27/lenguaje-inclusivo-poder/
  0

Volver a “Editorial y Opinión”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 5 invitados